Cómo escoger los tipos de papeles para tus tarjetas de visita

La elección de los tipos de papeles para tarjetas de visita no es tan fácil como puedes pensar ya que hay que tener en cuenta varios factores a la hora de escogerlo. Lo más común en estos casos es que vayas a un proveedor local y te dejes guiar por sus indicaciones sin realmente saber si ese papel será el idóneo o incluso decírselo a otras personas un poco más entendidas para que tomen la decisión por ti.

Si lo que buscas es obtener un resultado profesional con las tarjetas de visita debes ser tu quien escoja el papel adecuado según la tarjeta que vayas a hacer, para ello te ayudaré con estos 5 pasos:

Paso 1. Cosas a tener en cuenta

Las características de la cartulina donde se va a realizar la impresión depende en gran medida de factores como el diseño de la tarjeta, los colores que se utilizarán en ella, el tipo de impresión y del presupuesto que se destine.

¿El diseño de la tarjeta está formado por muchas imágenes y elementos gráficos?¿El diseño utilizará una o las dos caras de la tarjeta?¿Qué tipo de negocio es?

Lo normal es utilizar un papel con un cierto grosor, esto evitará que la tarjeta se arrugue o doble a la mínima de cambio, además de tener claras las necesidades reales que tendrá tu tarjeta de visita.

Paso 2. Peso de la tarjeta de visita

Esto depende mucho de si la tarjeta estará impresa a doble cara o no ya que a cuanta más tinta contenga el diseño de la tarjeta, esta se podrá romper o doblar con más facilidad dando un aspecto endeble y muy poco profesional.

Para evitar estos problemas te recomiendo que utilices cartulina de un grosor de 300gsm/12 puntos o mayor, eso hará que tu tarjeta tenga el aspecto robusto que necesita aunque te aviso que este tipo de papel será un poco más caro que uno de un gramaje inferior.

Paso 3. Acabado de la tarjeta

Para elegir el acabado deberemos escoger entre lo diferentes tipos de papel para las tarjetas de visita que existen en el mercado, a continuación nombraré los más comunes:

El papel mate es un tipo de papel no reflectante cuya función está dedicada a diseños que cuenten con una mayoría de elementos textuales los cuales se deben de poder leer con total facilidad sea cual sea la iluminación.

El papel satinado es todo lo contrario, consiste en un tipo de papel reflectante destinado a potenciar los detalles y la saturación de los colores, de hecho es un papel ideal para imprimir elementos gráficos con una alta resolución.

Por último nos encontramos con papel de seda, este es un término medio entre los dos anteriores ya que no es lo suficientemente brillante como el papel satinado a pesar de ser bueno en la impresión de elementos gráficos sobre él, y también cuenta con una buena superficie para la impresión de elementos textuales.

tipos-de-papel

Paso 4. Los papeles con acabados especiales

He querido separar este tipo de papeles de los anteriores ya que no suelen ser comunes debido a se utilizan en casos muy concretos con diseños diferentes.

Por ejemplo se puede dar el caso de que quieras que tu tarjeta de visita contenga elementos en relieve como los datos de contacto, por lo tanto deberás utilizar un papel y un acabado diferentes a lo normal.

Paso 5. Impresora utilizada

En el caso de que vayas a imprimir las tarjetas en tu propia casa debes tener en cuenta un requisito muy importante que es averiguar si el papel que vas a utilizar finalmente para la impresión de las mismas es compatible con tu impresora.

Si dispones de una impresora de inyección debes saber que suelen funcionar bien con la mayoría de papeles del mercado, pero si dispones de una impresora de laser lograrás resultados muy buenos en papel mate pero todo lo contrario si utilizas un tipo de papel brillante. Por ello antes de escoger un tipo de papel asegúrate de que tu impresora logrará buenos resultados con él.

 La conclusión

Cuanto más practiques y pruebes lograrás mejores resultados, por lo tanto que no te de miedo cometer fallos hasta dar con algo que te guste.

Si no logras dar con el resultado que esperas siempre puedes contar con alguna empresa profesional de impresión donde te asesorarán además de mostrarte previamente varias muestras para poder hacerte una idea de el resultado final.